Your address will show here +12 34 56 78
Vida

Hola a todos y excelente comienzo del 2018, un año que les deseo lleno de luz y bienestar. Aquí los deseo para el 2018 de #yoinvierto

 

Ver un mayor despertar del mundo más consciente. Mi mayor deseo es por un mundo más humano, más esencia en el despertar del estado de inconsciencia que vivimos y empezar a ver la vida de manera más simple, estando presentes. Trabajemos en la gran resolución de vivir presentes.

Democratizar el bienestar haciendo de la práctica de la terapia algo accesible. #yoinvierto quiere democratizar el bienestar, es el gran reto por delante al proveer herramientas accesibles a todos aquellos que estén disponibles y les permita según su interés, sentirse cada vez más llenos. Una paz que les permita atraer todo lo que desean en abundancia.

Descubrir cuál es el órgano más inteligente, aquel que de manera conjunta nos responde y envía todas las señales posibles. Oigamos a nuestro cuerpo y  preguntémosle siempre a nuestro corazón. Todas las respuestas a nuestras preguntas las tenemos nosotros. Aprender a escuchar las guías de nuestro cuerpo nos da y nos facilita las decisiones, cuando tengamos situaciones que requieran de una importante decisión no la trates de resolver desde la mente, preguntarle a tu órgano más inteligente. Tu corazón.

Proveer de herramientas útiles para entender la inversión como algo cotidiano Invertimos todos los días.  Cada vez al despertarnos, al cepillarnos, al enseñar, al discutir, hasta haciendo sexo invertimos energía, invertimos dinero todos los días, estamos siempre invirtiendo. Si entendemos que cada vez que dices #yoinvierto en esto o en aquello lo haces de manera consciente, esa inversión tendrá su retorno, mucho más de lo que esperas.

Elegir siempre es nuestra decisión. Todo lo que nos sucede es producto de nuestras elecciones. Elegir conscientemente es lo acertado. Sí, siempre lo es; lo difícil es elegir que queremos elegir. Crear un futuro desde el presente se basa en las elecciones de hoy. Si entendemos que estas pequeñas grandes elecciones son las que terminarán la realidad del futuro y, por ende, si lo deseamos de una manera, tenemos que elegir hoy como ha de ser.

Trabajar en la certeza desde la intención. Todo es ya una realidad como la planteamos. Toda intención es un campo germinado que requiere de nosotros de la atención debida, solo la necesaria, al estar conectados desde la certeza de que la intención sembrada es una realidad ya, las preocupaciones (ansiedad) desaparecen y la energía queda disponible para usarla en trabajar el presente la intención. Así funciona todo desde la certeza, no hay duda. 

Concentrarnos en trabajar en lo que queremos construir. Todo lo demás se acomoda. Todo. El universo (Dios) nos concede todo lo que le pidamos. Todo se alinea de manera especial cuando estamos conectados con nuestro ser; por ende, trabajemos en las prioridades de hoy para construir ese mañana, alejemos las preocupaciones y tomemos decisiones para aligerar la carga, porque todo absolutamente todo se acomoda.

Amar incondicionalmente parte de la premisa del #yoinvierto al enamorarme de mí.  Amar incondicionalmente ha sido sin lugar a dudas la elección más importante del 2017, elegir amar sin condiciones a mí mismo me permitió elegir amar a alguien, elegir amar a mis hijos, elegir amar al proyecto de #yoinvierto desde la perspectiva de la no expectativa por el resultado. Elegir AMAR es simplemente AMAR y quien siembra amor recoge amor. 

Sentir como empezamos a hacer de la práctica del agradecimiento algo tan rutinario como el ver un teléfono celular para saber quién nos escribió. Cuando hacemos del agradecimiento una rutina diaria de nuestras vidas, al igual que hacemos con muchas otras cosas de nuestro diario vivir, comenzaremos a experimentar una sensación interior de llenado de ese espacio vacío que muchas veces nos hacía reflexionar. La poderosa sensación de paz interior nos da la energía necesaria para crear, amar y disfrutar con alegría de todo lo que la vida nos tiene para dar.

Si somos padres nuestra mayor responsabilidad es criar a nuestros hijos con el espíritu de la independencia, de su enorme capacidad de lograr todo desde el conocimiento de su imperfección y su libre albedrío para tomar siempre decisiones desde su corazón. La responsabilidad que tenemos al criar el futuro de la humanidad, es hacernos responsables hoy con esas personas que sean independientes y responsables de sus actos desde la menor edad posible, haciéndoles ver que sus decisiones siempre tendrán consecuencias y que siempre estaremos para amarles incondicionalmente, haciéndoles ver que siendo perfectos ante los ojos de Dios, no tienen que ser perfectos en lo que los demás quieren sino en lo que ellos sienten que tienen que aportar a la humanidad.

Generar consciencia: el pensamiento positivo atrae las cosas que verdaderamente queremos. Nuestros pensamientos son nuestros mayores opresores, a ellos sí tenemos que ponerles límites, a ellos sí tenemos que observarlos y desde esa posición simplemente entender que la mayoría de ellos no son verdad, que la verdad es la que nosotros podemos sentir dentro. Cambiar la rutina del pensamiento a darle siempre un sentido positivo cambiará por siempre nuestra dependencia al pensamiento limitante del ego.

Invertir en otros siempre es la mejor práctica de seguir invirtiendo en ti mismo. La mejor inversión en nosotros mismos es a través de invertir en otros. Cuando lo hacemos generamos una sensación de bienestar que proviene de la energía positiva que recibimos de quienes agradecidos nos devuelven sus buenas intenciones, con ello generamos alrededor nuestro, un aura de alta vibración que nos acompaña y nos materializa todos los deseos. Así que invertir en otros es nuestra mejor inversión porque estamos invirtiendo en nosotros mismos.

GRACIAS, TE AMO, LO SIENTO, PERDONAME.

Santiago
0

Vida
En estos días estoy empezando a trabajar en mi primer curso en línea (online) de #yoinvierto. Quiero empezar este camino de invertir en ustedes, invirtiendo a través de promover el concepto de inversión de manera más holística, más común para todos.

Si bien es cierto que invertimos todos los días desde el mismo momento en que nos levantamos, no es menos cierto que no estamos conscientes de ello. En efecto, si enumeráramos toda la energía que usamos para despertarnos temprano, hacer el amor tempranero con nuestra pareja, asistir a nuestros hijos para ir a la escuela, ir al gimnasio, estudiar para el examen, ver como amanecen nuestras inversiones ya con los mercados asiáticos cerrados y los europeos a mitad de camino cuando estamos en territorio americano, prepararnos para la reunión a primera hora en la oficina, los presupuestos, etc., entenderíamos que el invertir es algo más común de lo que nos imaginamos, simplemente que no lo vemos como una inversión, cuando casi siempre estamos esperando de cada una de estas inversiones mencionadas un retorno, piénsalo.

Ahora bien, me quiero enfocar con ustedes en el curso con el que estoy pensando arrancar nuestra historia de formación holística en inversiones a través #yoinvierto.

Siempre hemos pensado que ahorramos para luego invertir, pero también podríamos estar invirtiendo para ahorrar, es decir, para vivir luego de ese retorno que supuso esa inversión realizada. Veamos el ejemplo en las inversiones del párrafo anterior, podríamos obtener rentabilidad cuando nos despertamos temprano, estudiamos para un examen, nos preparamos para una reunión en la oficina, vemos los mercados para tomar decisiones en la preapertura de NY, revisando nuestros presupuestos, estando en buena condición física e incluso haciendo el amor con nuestra pareja, preparando y llevando a nuestros hijos a la escuela, ¿todas estas inversiones suponen o no un retorno?, ¿podríamos vivir en una condición mejor en el tiempo por venir al haber ejecutado dichas inversiones?, las respuestas por mi experiencia personal y profesional me dan un sí, sí, ¿y a ti?

Anthony Robbins, un súper gurú del bienestar y escritor de libros sobre finanzas de gran venta, dijo que “la gente dice no tener dinero para invertir, cuando en realidad no tienen dinero porque no invierten”. Concuerdo con él en ciento por ciento. Invertir genera retorno, en qué invertimos es lo que tenemos que aprender, para utilizar nuestros recursos limitados, incluyendo la energía para lograr retornos.

Otra idea clave para empezar a entender por qué supone la mayoría que no invierte cuando todos los días lo hace de manera inconsciente es, ¿cuál es el patrón o el ancla emocional que traemos de nuestra infancia?, ¿qué vimos, oímos, y vivimos en los primeros años de nuestras vidas? ¿El ambiente era de escasez o de abundancia, de méritos o de facilismo, de aspiración o de comodidad y qué conexión traemos desde nuestra infancia? Piensa y lo comentamos.

Habiendo vivido lo que vivimos cuando niños y luego jóvenes ¿cuáles aspiraciones logramos cosechar, a qué podríamos atribuir que pocos tuvimos un sueño de aspiraciones aun cuando veníamos del mismo origen clase media baja que la gran mayoría y por qué la mayoría se creyó que sus condiciones actuales determinaban su futuro? ¿Hace falta terminar la universidad, hablar un segundo idioma, casarse con la persona que conviene, para lograr libertad financiera, reconocimiento social y éxito profesional? ¿Qué opinas? Coméntamelo.

¿Cuáles son los elementos que sí determinan que una persona puede lograr sus objetivos y cuáles son aquellos que los pueden alejar de ellos?

Los conceptos básicos en materia de inversiones son necesarios para entender dinámicas claves para cuando se tenga la disponibilidad de recursos tomar decisiones con certeza. Algunos ejemplos serían conocer qué es la inflación, qué es el crecimiento económico per cápita de un país, qué afecta la cotización de la moneda país con respecto al dólar estadounidense, cuál es el tamaño de la deuda interna y externa de nuestro país, y entender si el endeudamiento es racional, tiene sentido económico a largo plazo, genera bienestar social y económico en el presente. ¿Qué te parecen estos conceptos, crees que estoy hablando en chino? Coméntamelo.

El 96% de los seres humanos no logran alcanzar sus sueños, según estudios estadísticos ¿cuál será la razón que impide a casi toda la población lograr lo que quiere?, vamos a abordar varios de esas hipótesis.

¿Tú crees que tengo las credenciales para apoyarte a dar luces sobre los temas que te he abordado en los párrafos anteriores?, ¿alguien que fue un lobo de Wall Street puede ayudarte en esos temas? Déjame resumirte brevemente mi vida que pronto vas a conocer en unos videos que están en producción, pero te anticipo lo siguientes puntos que fueron la base, pero no el tope de mi experiencia:

Provengo de una familia de clase media baja inmigrante, estudié en colegios públicos mi secundaria.

– Trabajé desde los 17 años.
– Estudié Contaduría Pública en la noche en la Universidad Central de Venezuela (universidad pública).
– Nunca ejercí la Contaduría Pública como contador, auditor ni consultor
– Aun cuando me defiendo muy bien, no hablo perfecto ninguno de los otros dos idiomas que me encantan (inglés y portugués).
– Me fui de mi casa a los 25 años, rumbeé, viajé, disfruté.
– Hice un postgrado en finanzas para obtener conocimientos, no por ascensos.
– Trabaje en cinco bancos en 7 años antes de independizarme, lo que horrorizaba a mi padre.
– No me casé por ningún tipo de conveniencia
– No hice negocios con el poder en Venezuela desde 1999.
– Decidí ser padre por elección solo.

Entre los logros, tuve éxito profesional, reconocimiento social y libertad financiera, y un buen día decidí que lo que me había traído hasta aquí ya no lo quería más, que ahora quería enseñar a la gente a invertir, a invertir en sí mismos para que puedan atraer a su vida toda la abundancia que quieran, a través del bienestar.

Quiero desde mis experiencias en todos los planos de mi vida, apoyarte a que empieces a invertir conscientemente en ti. Quiero enseñarte a que en la vida nada es lo que parece, que todo tiene su momento y que nada es para siempre que todo cambia. ¡Si estás dispuesto a invertir en ti, @yoinviertoenti!

@yoinviertoenti para que desarrolles ese talento único y esas fortalezas para que generes bienestar en ti primero y así puedas expansivamente hacerlo en los demás. Me encantaría que comentaras todo lo que quieras de este blog que en esta ocasión lo voy a publicar en las secciones de Vida y Mercados de mi página web. A partir de hoy, voy a generar más información de los párrafos que leíste primero al darte ejemplos de mi vida, para que puedas empezar a tener idea de que estoy preparando para ti en ese curso de INVERTIR para AHORRAR.

Si te parece de interés coméntame en la sección de Blogs de Mi inversión y Mercados en la página www.yoinvierto.org, y en todas las redes @yoinviertoenti, y por favor compártelo para apoyar a muchos otros en el proceso de invertir en sí mismos invirtiendo para alcanzar bienestar.

GRACIAS, TE AMO, LO SIENTO, PERDONAME.

Santiago
0

Vida

TIEMPO DE LECTURA: 6 MIN.




La simplicidad del momento presente significa alinearse con el poder de la vida misma y así lo exterior fluye mucho más fácil al rendirnos a lo que lo es, al momento presente.

El Sr. Tolle en su libro el poder del ahora nos da a partir de su propia experiencia, una guía incalculable de sabiduría que nos permite abrirnos a un mundo lleno de infinitas posibilidades, a partir de la aceptación del momento presente tal cual es.

Por años había escuchado esta expresión vive el día a día, y lo repetía diciéndole a otros cuando me tocaba dar consejos, pero en realidad no estaba entendiendo lo que escuchaba y menos aconsejaba. Vivir el día a día implica una elección consciente que parte con la rendición de lo que es. Puede ser que hoy esté molesto, con hambre, perdiendo dinero en la bolsa, viviendo una situación no cómoda con una relación personal,  bien sea de trabajo o de pareja, y entonces empiezo a buscarle explicaciones que si debí hacer esto, la otra persona aquello, alguien me incumplió con esto que era para hoy, tengo que entregar, porque volví a confiar, etc., y me lleno de presión para lograr revertir situaciones porque trato de resolverlo con la mente, ese lugar donde están concurriendo una cantidad de personas a hablarme de lo que es, cuando ninguno de ellos saben la verdad porque no son ninguna de las otras personas, ni las circunstancias sino que son simple pensamientos que están atormentándome con lo que debió suceder ayer o sucedería mañana.

Al darme cuenta que al abrir espacios en mi vida al respirar, tan solo  con el simple ejercicio de observarme respirar, me permite en el momento presente estar pendiente solo de la inhalación y exhalación,  empiezo a sentir calma y en ese momento todos los problemas simplemente no existen.

Si logro entender que nada sucede por casualidad y que todo tiene un porqué, estoy aceptando que eso que me está sucediendo es para mi crecimiento, que algo tengo que aprender porque por algo lo creé en mi vida, recupero poder de la situación pero no el poder del ego o sobre algo u otra persona, sino el poder de permitirme fluir a través de la aceptación del momento presente, y la paz interior empieza a tomar el espacio que la angustia, el miedo, la vergüenza y la culpa estaban ocupando presionando el pecho, el estómago y la mente.

Los seres humanos necesitamos un balance entre la forma que damos a nuestra vida en el mundo exterior y la profunda no forma de nuestro mundo interior. El mundo actual vive en un desbalance horroroso, infelices, no sanos mentalmente por la presión ejercida por la sociedad y que nosotros hemos aceptado. Si volteamos a ver la naturaleza por ejemplo las flores, los árboles o los animales, ellos no están presionados por nadie para hacer su ciclo de vida, no tienen presión y por ello suceden en los tiempos que han de darse, no están pendientes de lo que piensan los demás, y por ende no tienen presión por adelantar sus procesos de nacer, crecer, reproducirse y morir, viven su momento presente donde no hay presión por el pasado ni por el futuro y por ende no se deprimen nunca, solo aquellos animales que pasan mucho tiempo con los seres humanos pueden llegar a alcanzar niveles de depresión.

Cuando estamos conscientes del momento presente, las cosas siguen ocurriendo como de costumbre en nuestro mundo exterior, dejamos de ser reactivos para convertirnos en reactivos sensibles y si algo necesita ser hecho lo hacemos no reactivamente, eso incluye los pensamientos cuando éstos aparecen en el fondo y estamos conscientes en un estado sin tiempo, donde no existe pasado ni futuro sino el presente; los observamos y dejamos que ellos pierdan su poder sobre nosotros. En ese nivel donde los pensamientos no ejercen poder sobre nuestras reacciones porque decimos YO SOY en el momento presente, permitimos que salga el verdadero amor, la creatividad y la compasión entendiendo que las circunstancias son solo eso circunstancias algunas buenas otras no tanto, que tenemos que afrontar que vendrán y se irán.

Al estar en ese estado de silencio interior las respuestas llegarán de manera sorpresiva, dándote las luces de lo que habías estado buscando cambiar desde hace tiempo, o que a pesar de que creías que estabas bien con lo que eras siempre sentías un vacío o una sensación de insatisfacción por no obtener lo que esperabas a pesar quizás de haber logrado lo que decías que estabas aspirando. Eso es como cuando hacíamos de todo para lograr un objetivo bien sea en la escuela, en la universidad, en el trabajo para una promoción y al recibir el titulo o el ascenso la sensación no era de felicidad sino de vacío, entonces ¿por qué sentimos eso cuando hemos hecho todo lo que había que hacer para lograrlo?

Por experiencia propia puedo confesar que esta elección de estar presente, no es una tarea fácil porque hemos estado en una locura por mucho tiempo y mientras no iniciamos el proceso diario de realizar el ejercicio este no se hará un hábito, y solo cuando poco a poco empiezas a sentirte con esa sensación de paz interior, empiezas a ver la vida y las cosas te llegan más fáciles sin buscarlas, sin esforzarte, sin reaccionar, simplemente llegan.

Rendirse a lo que es, es la manera más expresa de llegar a donde queremos llegar.

GRACIAS, TE AMO, LO SIENTO, PERDONAME.

Santiago.

0

Vida

TIEMPO DE LECTURA: 6 MIN.



En mi artículo anterior DeDóndeVengo que hablaba sobre Nueva York, mencioné haber cenado una noche en un restaurante cerca de la actriz Julia Roberts la eterna “mujer bonita”. Pues ayer en una conversación con unos colegas salía esa película y en la noche Netflix me la recomendaba de numero uno para ver y así ante tantas sugerencias del universo volví a verla, y entendí el porqué.

Edward Lewis un extraordinario y exitoso lobo de Wall Street, quien se definía como controlador de todo lo que en su vida ocurría, y para quien el dinero, el poder, y las mujeres eran parte de ese juego de control.  Un ser capaz de enjuiciar a su padre por haber abandonado a su madre, a pesar de que este le había dado la oportunidad de una vida llena de lujos y estudios que pudo concluir hasta la maestría en finanzas y que no se permitía que saliera a flote su esencia, inclusive para hablar del perdón a su padre recién fallecido. El personaje de Edward era guapo, joven, rico, poderoso, con amigos, una vida social intensa, el hombre más codiciado por todas y todos, lo tenía todo, pero se sentía muy vacío.

Esa sensación de vacío le había convertido en alguien que no era en realidad, una máscara social para lograr todo lo que había querido,  que se dio permiso y no por casualidad, para estacionarse en la calle donde Vivian trabajaba esa noche, una chica que había crecido en un ambiente que le había conducido a tomar como decisión la vida de la calle, para preguntarle por una dirección y pagarle por ello. Luego de una primera lección de parte de ella, pasó a sugerirle que le acompañara una hora, que se convirtió en una noche, una semana y luego el final feliz que conocemos.

¿Qué ocurrió en él que fue haciéndole cambiar, cuáles mensajes fue recibiendo su alma, qué estaba buscando? ¿Qué estaba haciendo con su vida, qué estaba construyendo versus destruyendo, qué tan importante se había hecho tener una compañía genuina aunque tuviera que pagar, a diferencia de la compañía disfrazadas que había tenido hasta entonces, solo por su dinero? ¿Por qué un abrazo le significó mucho más que un buen sexo con esa mujer espectacular que tenía a su disposición? ¿Por qué solidarizarse con ella cuando se siente rechazada por los vendedores de ropa que lo lleva a crear una situación para que se sienta atendida como una reina, utilizando para ello el recurso asqueroso de su dinero, tal como él mismo se lo mencionó al gerente de la tienda?.

Edward quiso ver la sensibilidad del alma de Vivian al invitarla a ver la opera para poder ver como ésta se conectaba ante algo absolutamente conmovedor, cuando era él quien estaba rindiéndose ante la vulnerabilidad que ella demostraba al integrarse a la historia que era cantada. Él, al igual que su maestra Vivian habían decidido no involucrarse emocionalmente con sus clientes, lo que no sabían era como sus almas lo estaban haciendo al conectarse y de manera muy evidente.

Aprender los mensajes que nuestro cuerpo nos da es una práctica que nos permite entender esa sensación de vacío, que a veces tenemos.  Poder saber lo que lo origina es la clave para llegar rápidamente a su llenado, que solo es posible a partir de nuestro estado de consciencia que no es más que de presencia; es preguntarnos si lo que estamos haciendo nos está o no haciendo bien y esperar la respuesta en una emoción o sensación corporal. Esa parte de la conectividad que requerimos para lograr darle estabilidad a nuestra vida a través de manejar esos vacíos. Los vacíos son necesarios para poder analizar qué es lo que no está bien, y mientras no hagamos caso a buscar esas respuestas ese vacío se irá ampliando haciendo de nuestra vida una montaña rusa de emociones, donde hoy me siento muy eufórico y en la misma tarde me siento triste sin razón aparente. Hacerse el loco diciéndonos todo está bien, esto me pasara mañana, es algo que me ha sucedido antes y lo he podido controlar, entre otras, no son más que excusas para evitar buscar o asumir las respuestas que ya están dentro de nosotros y que tanto evitamos enfrentar.

Definitivamente esta película tiene mucho de lo que he vivido y que muchos hombres de negocios viven, atrapados en su capsula de control, no dejando penetrar y conocer esos vacíos que les hace la vida interior miserable, que sienten solo ellos, que no saben  cómo resolverlo  y para ello se buscan las excusas o las evasiones en el trabajo, el sexo, el alcohol, las drogas, la comida, las compras, etc.; tratando de cubrirlos de paz momentánea, pero que  volverá con más furia en la siguiente bajada.

Si la paz interior o cubrir esos vacíos se pudiera comprar, con toda seguridad tendría más valor relativo que el bitcoin porque la inmensa mayoría de los seres humanos estaríamos ávidos de comprarla, pero no se puede.

Darse la oportunidad de abrirse a sí mismos, buscar respuestas internas y tener la gran oportunidad de conocer a alguien que se convierta en tu maestro espiritual es una bendición, un gran paso  para cubrir ese vacío, porque te la habrá enviado quienes te cuidan desde arriba como los quieras llamar. Esa persona nos podrá rescatar de ese mundo vacío, nos permitirá sentirnos en tierra y a la vez continuar trabajando en lo que queremos con un sentido más sensible y humano al entender que todas esas cosas que por mucho tiempo nos sirvieron hoy no nos sirven más y ese vacío que tanto nos oprime el estómago no queremos sentirlo más.

Así que permitamos experimentar esos vacíos que tanta información tienen para nosotros, para empezar a conseguir lo que realmente nos dará paz interior.

 

GRACIAS, TE AMO, LO SIENTO, PERDONAME .

Santiago.

0

Vida

TIEMPO DE LECTURA: 4 MIN.



La sociedad de consumo de hoy nos lleva a vivir la vida de otros, los medios y las redes sociales son los medios para estar al tanto de todo lo que nuestros ídolos hacen, viven, comen, usan y disfrutan; sus errores, sus éxitos, sus vidas son parte de nuestra vida porque las sufrimos, amamos y por supuesto deseamos.


Vivimos de acuerdo al punto de vista otros para ser aceptados socialmente ante el miedo de ser rechazados y para dar una imagen de algo que no somos, es decir,  ser perfectos. Hay una expresión que desde que la leí ha resultado reveladora para mí, nada es lo que parece. ¿Cómo podemos dar por seguro que nuestro ídolo deportivo, estrella de cine o líder político tiene una vida mejor que la nuestra, estamos acaso en la intimidad de sus cuatro paredes cuando están solos? ¿Cómo podemos envidiar algo que no sabemos si es verdad, si las estadísticas hablan de cuántos de esos ídolos se suicidan, van a clínicas de recuperación por adiciones varias o terminan en la ruina económica después de haber sido multimillonarios?

 

Las mujeres trabajan, se endeudan y hasta pierden su dignidad por comprarse un par de zapatos o una cartera para lucirla a sus amigas, los hombres hacen lo propio hablando del cuerpito que se están comiendo como si fuese un pedazo de carne para demostrar algo que se dice es hombría.

 

La capacidad que tenemos de abusar de nosotros mismos es exactamente proporcional a la tolerancia que tenemos para que otros abusen de nosotros, entonces mientras no podamos primero satisfacer nuestras propias necesidades para sentirnos bien con nosotros mismos, no podríamos entender porque dar satisfacción a otros de lo que suponemos hacer, decir o vivir

 

En lo personal si bien es cierto, que no me permito ciertos abusos a mí mismo para lograr satisfacer a otros con el deber ser, también es cierto, que me costó mucho esfuerzo sentirme cómodo con no hacerlo y muchas veces dudé si estaba haciendo lo correcto, entonces lo  satisfacía en otra faceta de mi vida para dar equilibrio a lo que en la otra estaba desbalanceado, a fin de lograr respeto, aceptación, o simplemente envidia. Solo cuando empecé a tomar control de que ser yo y mostrarme naturalmente quien soy, sin mascara social, sin pensar en que dirán, sin pretender caer bien, simpático o atractivo sino simplemente ser yo, empecé a sentirme capaz de iniciar otras tareas más vulnerables que me permitieran hacerme sentir más cómodo, al no resultar esfuerzo alguno ser yo mismo.

 

Romper con las cadenas que nos atan a los convencionalismos de otros es un acto de valentía, de coraje y que trae consecuencias directas en positivo a tu vida, a tu entorno a tu interior, allí empieza tu verdadero poder al mostrarte ante otros.

 

Respetarte para poder respetar es la clave número uno en mi modo hoy de ver la vida, si quiero amar incondicional debo sentir eso por mí, si quiero hablar de desapego debo saber cómo se hace, que difícil resulta la tarea, que pasa en el camino para hacerlo, etc.

 

Aprende a ser inversionista implica empezar por invertir en ti, en tu propósito, si lo consigues bien y si no debes ir tras él hasta encontrarlo. Es buscar esa libertad que te genere la alegría de disfrutar lo que la vida tiene para ti y no lo que los demás dicen que tu mereces tener.

 

Así que piensa en satisfacer primero a esa persona que ves en tu espejo, porque nada es lo que parece.

 

GRACIAS, TE AMO, LO SIENTO, PERDONAME.


Santiago.

0

Vida

TIEMPO DE LECTURA:  6 MIN.


Don Miguel Ruiz en su obra maestra el libro llamado “Los Cuatro Acuerdos”, que constituye una guía práctica para la libertad personal, nos dice que hemos sido modificados o amaestrados a imagen y semejanza de quienes nos criaron, sus costumbres, entorno, religión, cultura y por lo general basados en la fórmula del castigo y el premio, si haces esto que considero como bueno te premio y si no te castigo. De esta manera fuimos convertidos en alguien quien no éramos hasta por lo menos la edad de cuatro años. Basta con ver a los niños menores de esa edad para ver lo felices que son, donde la religión, la clase social, el país y su cultura no interfieren con su fórmula de vivir el presente, sin pasado y menos sin futuro.

Los niños creen en cada palabra que los adultos decimos, porque todo lo que creemos es llamado, fe que es creer incondicionalmente. Nuestros padres, familiares, profesores, sacerdotes y la sociedad en general, son los grandes influenciadores en nuestros primeros años. Cuando empezamos a revelarnos buscando nuestra libertad, empezamos a sentir miedo por hacer algo que no está bien y allí empezamos a castigarnos; ya no hace falta que nuestros padres lo hagan, el cura nos diga que debemos rezar o la sociedad nos rechace, pues nos convertimos en nuestro principal y mayor juez; cuando son otros quienes nos juzgan entonces nos convertimos en victimas que cargan con la responsabilidad, la culpa, la vergüenza. Mientras que por un error cometido ante terceros podemos ser juzgados una vez y enfrentar el castigo, en nuestra forma de auto juicio podemos pagar por el mismo error miles de veces. Estas reglas son las que llama don Miguel Ruiz el libro de la vida, sufrimos por casi todo lo que creemos creando dramas que pueden constituir una pesadilla si lo convertimos en vivir en un estado de miedo.

El primer acuerdo que menciona el libro es ser impecable con la palabra. Tengo que confesar que este libro lo he leído y consultado muchas veces, obteniendo cada vez mayor información teniendo en cuenta que cada vez que me dirijo a alguien hoy por hoy siento cuando tengo que rectificar casi de inmediato, al sentirme que cruzo la raya amarilla del acuerdo. Ser impecable con la palabra supone que el poder de las palabras es incalculable en sus efectos y consecuencias y por supuesto, la sensación en el estómago de haber sido quien las emitió a otros  tiene el mismo efecto cuando nos referimos a nosotros mismos.

Pensemos un momento en cuantas veces en el calor de una discusión personal, familiar, profesional, religiosa o política hemos dichos cosas espantosas a otros, conceptos, apreciaciones, juicios e improperios propios de alguien totalmente desquiciado. Cuántas veces nos hemos dicho lo mal estudiantes, brutos, gordas, feas, flácidas, tontos que somos,  haciendo juicios de nosotros mismos y cuántas veces ese mismo juicio lo hemos repetido diciéndonos lo volviste a hacer Santiago eres realmente patético. Hoy en día ver a los políticos es patético no hay propuestas sino insultos, los adversarios son todo lo peor y nosotros todo lo mejor. Al decir que el otro es un ladrón, un mentiroso, un lo que sea estamos generando y dando el permiso a que otros digan exactamente con el mismo afán cosas de nosotros, cuando lo que pienso hoy en día es si queremos decirle a alguien que crea en nuestra propuesta es darle las herramientas para que la evalué con las otras, sin descalificar y que la decisión esté en quien corresponde elegir.

Si analizamos esta situación debemos preguntarnos ¿somos conscientes de lo que estamos creando a terceros y sobre todo a nosotros mismos? Les invito a que no dejen de leer este libro que es una de mis recomendaciones en la sección Yo Amo en la página www.yoinvierto.org He visto a varias personas, en particular parejas donde gran parte de lo que los desune es el uso inapropiado de la palabra que genera una barrera que muchas veces los aísla.

Recuerden que juicios recibieron de sus padres, profesores, mentores o jefes, que impactó de alguna manera sus vidas al haberles dado crédito como ciertos, cuánto nos ha podido afectar en nuestro desenvolvimiento como adultos, cuántas emociones y situaciones nos han generado innecesariamente al haber dado como ciertas esas palabras, cuando muchas veces quienes las generaron no tenían la intención de provocar esos efectos.

En lo personal cada día trabajo por hacer de este primer acuerdo la base fundamental de mis relaciones empezando conmigo y si paso esa raya amarilla me perdono o rectifico dando la explicación o la disculpa necesaria para seguir la conversación, discusión o desarrollo en que esté involucrado. Es una elección personal querer sentirse bien y una de las principales herramientas para encaminarse a ello es ser impecable con la palabra, les repito no es sencillo cuanto más edad tenemos la cuesta es mayor aun y requiere la disposición a cambiar positivamente al elegir querer sentirse bien (Vea en este blog el artículo “Sentirse Bien”).

Les deseo un viaje extraordinario el día que decidan iniciar este acuerdo, con la absoluta certeza de que será un evento que iniciará para siempre el cambio de sus vidas en positivo.

Solo la verdad nos hace libres.

GRACIAS, TE AMO, LO SIENTO , PERDÓNAME.

Santiago.

0

Vida

TIEMPO DE LECTURA: 3 MIN.



¿Alguna vez de has sentido vulnerable? ¿Qué has hecho en ese momento cuando has pensado quedar en evidencia ante alguien especial para ti o un grupo de personas?

Alguien que me quiere mucho me envió una dirección a mi WhatsApp para ver una conferencia corta de la famosa Brene Brown que se llama el “Poder de la Vulnerabilidad”, visto más de 2 millones de veces. Fue sin lugar a dudas una extraordinaria experiencia poder oír lo que ha significado para ella el estudio del tema de durante seis años de su carrera como trabajadora social y como cambió su vida cuando descubrió lo que era el poder de la vulnerabilidad.

Si no puedes medirlo no existe, fue la premisa con la que ella iniciaba su investigación de doctorado, pues todo tenía que poder ser tabulado para lograr conclusiones sobre el tema a investigar. Así fue como empezó por desvío a analizar el propósito que da sentido y finalidad a nuestras vidas y cuál es la conexión neurológica que nos hace relacionarnos. Cuando en su investigación preguntaba cuál es el concepto del amor, le respondían de desilusión amorosas, cuando preguntaba sobre relaciones de pertenencia la gente respondía con experiencias dolorosas de exclusión y cuando les preguntaba sobre conexión les respondían con historias sobre desconexión.

Al poco tiempo encontró que la vergüenza explicaba el miedo a la desconexión, “existe algo en mí que si otro o los otros llegaren a conocer no seré digna de conexión”, decía ella. Cuanto menos hablas de lo que sientes, más lo sientes. Allí decidió estudiar por un año la vulnerabilidad que ella odiaba sentir y luego de seis años con miles de entrevistas, cientos de conversaciones en grupos y una década de estudiarla, entendió lo que era.

Habían personas que decían ser vulnerables y tenían un fuerte sentido de amor y pertenencia, luchaban por su dignidad y no se preguntaban si eran lo suficientemente buenos simplemente sentían que valían. Y lo resumió así: esas personas tienen CORAJE que significa corazón, de ser imperfectas, COMPASION de ser amables consigo mismo y de otros y CONEXIÓN como resultado de su autenticidad sin importar lo que piensen los otros; todos ellos aceptan que son vulnerables como algo necesario, decir primero te amo a esperar que te lo digan, hacer algo sin esperar a que lo hagan por ti de vuelta, esperar un resultado de un examen médico sin expectativa; es decir, no controlar, no predecir, no esperar, no juzgar.

Allí en ese estado en es donde justamente nace la dicha, la alegría, la pertenencia, la creatividad y el amor. Decirle a nuestros hijos que somos imperfectos y estamos hechos para luchar, eres digno de amar y pertenecer. Yo en mi vida me he sentido muchas veces vulnerable, siempre pensé que era un tipo débil a pesar de haber logrado muchas cosas y cuando vi conferencia simplemente me sonreí y agradecí haber nacido vulnerable y cada día mostrarme mas

GRACIAS, TE AMO, LO SIENTO, PERDONAME  

Santiago 

0

Vida

TIEMPO DE LECTURA: 3 MIN. 



EL MANEJO DE LA DEUDA DE UN PAÍS


En el artículo anterior, donde se describe “Café Bursátil” el podcast que ofrecemos en la sección HABLO de mi página web: www.yoinvierto.org, les comentaba acerca del enfrentamiento entre la administración Trump y el Congreso de los Estados Unidos de Norteamérica cuyas cámaras están controladas por el Partido Republicano, al cual pertenece el presidente Trump. Un caso completamente diferente al del presidente Obama para quien la ardua negociación sobre el techo o nivel máximos de la deuda soberana del país, tenía cierta lógica por no tener a su Partido Demócrata en el mando de al menos una de las cámaras.

 

Lo interesante del evento para mí no es que se hable del techo de la deuda, si no que se discuta en qué invertirá la administración Trump ese dinero para que un techo o límite determinado sea aprobado, porque les comento que ese aumento no solo se da por la deuda emitida sino por el pago de intereses que ha de involucrar esos pagos.

Entonces ¿qué estamos aprendiendo aquí?, que al parecer deber dinero no es malo, lo que realmente importa es lo que hacemos con el dinero que vamos a deber, es decir que retorno social y económico se ha de obtener de dicho endeudamiento.

 

Para todos aquellos que empiezan a ser inversionistas en yoinvierto, es clave entender el tema del endeudamiento, porque lo vamos a usar muchas veces en nuestra vida para generar valor y riqueza. Nadie espera a tener el dinero suficiente para comprar una casa o un carro, porque nunca lo tendría seguramente.

 

Los Estados Unidos de Norteamérica es el país más endeudado del mundo, su nivel de deuda externa es de más de 14 trillones de dólares, una enorme cantidad de ceros hacia la derecha, de los cuales el casi 50% es poseída por países extranjeros a través de lo que se llama reservas internacionales. China, Japón, Arabia Saudita, Reino Unido e Irlanda son los principales y los dos primeros a su vez, son el segundo y tercer país más endeudado del mundo. Entonces ¿cuál es la relación entre deuda y a su vez reservas internacionales en esos países?, a diferencia de EEUU que no tiene reservas internacionales.

 

A ustedes ¿no les parece algo maravilloso que un país haya logrado atraer a tal nivel de inversionistas para que compren su deuda a unas tasas de interés bajísimas y sin tener ningún respaldo económico que dé soporte a su moneda el dólar americano?

 

Ese factor que promueve a esos inversores a invertir se llama CONFIANZA, y les comentaré en otro artículo cómo se gestiona esto de la confianza, con la deuda externa y el valor de la moneda.

 

Gracias,

 

SANTIAGO FERNÁNDEZ CASTRO

0

Vida

TIEMPO DE LECTURA: 3MIN.



CINCO DISCIPLINAS DEL AMOR

El Sr. Tony Robbins es una inagotable fuente de inspiración para millones de personas, es por muchas razones uno de mis modelos de inspirador, a quien admiro por su capacidad de conexión con el corazón de las personas y con su propósito de empoderarlos para lograr una vida mejor.

Uno de sus cursos trata de las relaciones personales y por supuesto las de pareja son las que ocupan más espacio en esa agenda. Él lo resume como se presenta a continuación y por cierto lo hace acompañado de su esposa y compañera de viaje para dar muestras de que las disciplinas a las que hace mención son practicadas por ambos en la relación:

          1. AMOR INCONDICIONAL Y COMPASIÓN, como toda disciplina se trata de hábitos que se hacen solo con la constancia de su ejecución. En esta disciplina la clave es colocar a tu amante PRIMERO ante toda situación, esa contraparte a la cual sientes que realmente amas tiene que estar primero.

          2. CORAJE Y VULNERABILIDAD ABSOLUTA, el estar dispuesto a decir siempre la verdad, estar abiertos, con honestidad, con amor.

          3.INTENCION POSITIVA, no importa lo que ocurra, no importa lo que te diga, no importa lo que parezca, no importa mientras no sea un juego de mentiras, siempre se tiene que pensar que la intención de tu contraparte ha sido positiva y de inmediato disculparse, tomando responsabilidad y pensando en cómo se puede sentir. Nunca se cuestiona su intención.

          4.LENGUAJE HONORABLE Y RECONOCER LOS MOMENTOS BUENOS, la importancia de tu presencia y tu lenguaje con tu contraparte, dando valor a los buenos momentos vividos es parte de darle valor al amor.

          5.DAR LIBERTAD, los hombres viven por libertad, la magia ocurre en la vida y tenemos que celebrarla siempre.

 

Yo en lo personal estoy aplicando estas disciplinas y confieso que convertirlas en hábito es el mayor reto, toda vez que nuestra mente con todo su pasado actual y anterior de vidas, nos ataca constantemente para sacarnos de nuestra meta, sentirse bien y en paz y así poder amar con toda la vulnerabilidad y saber que siempre estamos haciendo lo mejor que podemos para esa persona y así estar en armonía con nosotros mismos.

Cuantas relaciones por no decir la mayoría, se terminan o están deterioradas por no estar elegir amar. Una vez que se hace presente una amenaza en una relación ésta se quiebra y se quiebra para siempre no importa el tiempo que sigan juntos, la relación está rota.

Las cinco disciplinas del amor pesan gramos, el remordimiento pesa kilos….

GRACIAS, TE AMO, LO SIENTO, PERDÓNAME...

Santiago

1

Vida

TIEMPO DE LECTURA: 8 MIN.


¿POR QUÉ TANTO MIEDO?

Hola a todas y a todos, en las últimas semanas me han ocurrido algunos eventos que si bien lucen completamente divorciados han tenido un desenlace común, lo que se inició con un momento desagradable terminó en buena onda. Lo que me ha hecho entender por qué estamos tan programados a sentirnos mal o por qué cualquier evento nos puede hacer molestar. A qué le tenemos tanto miedo, qué es lo que no está bien en nosotros, y  me ha servido a escuchar más, hablar menos, dar la razón cuando el otro no la tiene y darle las gracias, lo cual hace que automáticamente, la sobre reacción pierda fuerza al punto de desistir o simplemente cambiar de actitud. Fíjense cada caso. 

El primero ocurrió mientras manejaba una mañana al dejar a mis hijos en el colegio, en un momento dado ante un semáforo me descuidé y mi camioneta tocó al carro de adelante. Este hecho hizo que saliera el conductor con cara de ogro y su acompañante femenina envuelta en furia y ambos empezaron a decir una cantidad de palabras que como es posible que los hubiera chocado, que por qué no estaba pendiente, al punto de exigirle a su compañero –el piloto- que se acercara dado que yo no pretendía bajarme del carro para saber que tanto daño le había hecho. Al llegar a mi ventana y continuar con su tema, le dije “buenos días” y eso le parecía el mayor de los insultos, porque como es posible que yo que lo había chocado le estuviera exigiendo los buenos días, a lo que continúe diciéndole, “señor discúlpeme de verdad no fue mi intención hacerle pasar por este mal momento a las 8 am”, mientras que los gritos de la mujer seguían y los carros nos pasaban diciéndonos que ahí no había pasado nada que no obstaculizáramos el paso. Lo cierto es que el piloto me dijo que era abogado y que sabía lo que él podía hacer, y le respondí “dame tu tarjeta que yo te voy a llamar para que averigües cuánto cuesta encajar el guardafango trasero que se desfasó y con gusto me encargaré”, le di mi tarjeta personal y se fueron a regañadientes más por la presión de los vehículos que necesitaban el paso.

Empecé a manejar y seguía oyendo mi música, cuando decidí llamarle para decirle nuevamente y ahora llamándole por su nombre y apellido, que lo lamentaba mucho que no había sido mi intención haberles hecho pasar ese mal momento a las 8 am y que no me había bajado del auto porque no quería hacer de un apenas toqué de dos guardafangos algo que un simple buenos días, discúlpame hubiera resuelto. De inmediato sentí como la voz le cambiaba y me agradecía por haberle llamado, y que los disculpara por haber sido tan groseros conmigo que realmente no había pasado nada con el carro. Que tuviese un buen día ¡Bravo por el!

El segundo me ocurrió cruzando una calle de camino a casa un sábado cuando sonó mi celular, lo tenía desconectado del altavoz y se me ocurrió agarrarlo, a lo que un policía muy diligente me hizo señal desde su moto a que me aparcara, una vez allí me dijo cuan irresponsable era al manejar hablando por celular, empecé a explicarle lo sucedido y me dijo que él me había visto que por favor no mintiera, le dije que tenía razón y que me pusiera la boleta ($75), a lo que me dijo que no tenía el talonario (porque no es de tránsito), y empezó a decirme que tenía el derecho a llevarme a una Comisario (será comisaría?) a lo que le dije que no porque al ser un delito de transito él debía ponerme una boleta, en vista de mi insistencia el agente se puso furioso y me dijo que avanzáramos media cuadra que una patrulla estaría allí y me pondrían la boleta o me llevaría detenido. Cuando llegamos al lugar su cara de frustración fue tal al no ver la famosa patrulla que me dio un sermón del buen ciudadano recalcando que tenía que ser respetuoso cuando me dirigiese a un agente que estaba haciendo su trabajo, por lo que le dije que tenía razón y que me pusiera la boleta y me dijo que me dejaría ir porque no había sido mayor cosa y que estuviese pendiente de no atender el celular manejando ¡No bravo por él!.

 

El tercero en la cita con un médico porque me sentía mal de una recaída, me la dieron para ese mismo día que se había desocupado un espacio. Ya casi cuando entraba por la puerta sonaba el celular y me decía la asistenta que el doctor estaba media hora retrasado y que lo disculpara cuando ya era la hora de la cita. Al entrar al consultorio me dice la secretaria que me siente que será media hora a lo sumo la espera, 45 minutos más tarde toco la puerta para preguntar y me dicen que está aún el paciente y que sigue habiendo la misma persona delante de mí. Ya transcurrida la hora y cuarto pregunto de nuevo y es cuando va saliendo el paciente al cual se atribuía el retraso y entra la señora por lo que le pregunto a qué hora tenia usted su cita y me dice a las 3:45 y le pregunto a la secretaria y asistenta cómo es posible si yo tenía una cita a las 4:00, y me dice ¨señor entienda que ha habido un retraso y es lo mejor que podemos hacer¨, en eso sale una señora muy bien arreglada del consultorio y se sienta al lado mío, y me pregunta que me pasa y le comento lo sucedido a lo que me dice que disculpe al doctor porque los retrasos son por unos pacientes en situación grave y le respondo tratando de darle más familiaridad “entiendo mi amor, pero…”, de inmediato la señora me refuta que no solo no es mi amor, si no la doctora fulana de tal que merece mi respeto, que tiene mucho por hacer y que entienda que primero están los pacientes enfermos… guau, guau, guau me dije, respiremos que aquí el ambiente está muy pesado. Mientras daba las gracias observaba a la doctora quejarse porque pasó todo el día haciendo un informe para un paciente enfermo, comentar sobre cuánto le iba a cobrar por honorarios, que como era gente bien entonces no habría problema de cobrar todo el día de trabajo. Finalmente salió la paciente y entré a hablar con el doctor con quien tengo confianza, me pide disculpas por el retraso y me comenta su día. Le digo “doctor tiene que cuidar su salud, la de su esposa -que suponía que era la doctora de afuera- y la de su secretaria y asistenta porque el nivel de estrés que están sometidos no debe ser nada cómodo luego llevarlo a casa a quienes tienen hijos”. Nuestra reunión cita médica se prolongó por media hora y el asumió toda la responsabilidad por lo que estaba creando por su afán de atender a mucha gente. ¡Bravo por el!

GRACIAS, TE AMO, LO SIENTO, PERDÓNAME...

Santiago

1

PREVIOUS POSTSPage 1 of 2NO NEW POSTS