Your address will show here +12 34 56 78
Mercados

Bienvenidos al 2018, después de un receso y de uno de los años más espectaculares para los mercados bursátiles globales de los últimos años, vamos a empezar a entender cuáles serán los principales temas que desde EEUU dominarán las expectativas y con ello se moverán los mercados, siguiendo al líder, Wall Street.

 

El recorte de los impuestos sobre la renta, así como la repatriación de los capitales de las grandes corporaciones multinacionales norteamericanas sin lugar a dudas, tendrán el mayor impacto en el acontecer de los mercados americanos y su aplicación y efectividad ejercerá un efecto domino en otros países que tendrán que competir de tal manera que sus empresas y sus centros financieros no sean desinflados con la posible aspiradora en la que se convertirá EEUU en cuanto a atracción de capitales es decir, dólares americanos. Si es más rentable tener una empresa en cuestión de impuestos y legalidad en EEUU, quién la va a mantener en Méjico o en China.

 

La inflación será el segundo gran tema a seguir. Este índice es muy seguido por el Sistema de la Reserva Federal, que es el banco central de EEUU,  el cual  en función de su expectativa activa el gatillo para la subida de las tasas de interés que el año 2017 fueron 3 veces y este 2018 al menos se aspira 3 toques más, lo que nuevamente contribuirá a la teoría de la aspiradora de dólares americanos a los EEUU, ahora por tasa que pagaran los bonos, versus las tasas que paguen en otras monedas, en otros países, al mismo o menor nivel de riesgo de crédito, impulsando de nuevo a los bancos centrales del mundo a decidir si proteger sus monedas contra el dólar americano que será más atractivo, por el tema de las tasas.

 

El plan de inversiones en infraestructura interior en EEUU, un plan mega ambicioso de la administración Trump, pretende endeudar al país a cambio de modernizar autopistas, aeropuertos, puertos, y todo lo que huela a infraestructura. Aquí cuanto más rápido se haga, en un ambiente de subida de tasas, atraerá más dinero a los EEUU, otro botón de la aspiradora de dólares americanos.

 

El buen desenvolvimiento financiero de las empresas americanas en el 2017, seguido de un incentivo fiscal, que las hará más eficientes para los accionistas y por ende para la inversión y el desarrollo de tecnologías, pueden ser una palanca que permitiría a los mercados seguir su senda alcista a pesar de la subida de las tasas de interés y si se acelera la inflación, la fiesta puede ser grande.

 

Como toda expectativa, ésta puede tener caminos y momentos de grandes tensiones porque a pesar de que todo esté para que la fiesta sea divertida y grande, siempre pueden llegar no invitados y hacer hasta que ella se acabe antes de empezar o cuando esté en su clímax.

 

Vamos a entender muchos temas en los próximos videos, podcasts y artículos de este blog. ¡Les deseo un abundante año 2018!

 

Santiago Fernández Castro

0

Mercados
En estos días estoy empezando a trabajar en mi primer curso en línea (online) de #yoinvierto. Quiero empezar este camino de invertir en ustedes, invirtiendo a través de promover el concepto de inversión de manera más holística, más común para todos.

Si bien es cierto que invertimos todos los días desde el mismo momento en que nos levantamos, no es menos cierto que no estamos conscientes de ello. En efecto, si enumeráramos toda la energía que usamos para despertarnos temprano, hacer el amor tempranero con nuestra pareja, asistir a nuestros hijos para ir a la escuela, ir al gimnasio, estudiar para el examen, ver como amanecen nuestras inversiones ya con los mercados asiáticos cerrados y los europeos a mitad de camino cuando estamos en territorio americano, prepararnos para la reunión a primera hora en la oficina, los presupuestos, etc., entenderíamos que el invertir es algo más común de lo que nos imaginamos, simplemente que no lo vemos como una inversión, cuando casi siempre estamos esperando de cada una de estas inversiones mencionadas un retorno, piénsalo.

Ahora bien, me quiero enfocar con ustedes en el curso con el que estoy pensando arrancar nuestra historia de formación holística en inversiones a través #yoinvierto.

Siempre hemos pensado que ahorramos para luego invertir, pero también podríamos estar invirtiendo para ahorrar, es decir, para vivir luego de ese retorno que supuso esa inversión realizada. Veamos el ejemplo en las inversiones del párrafo anterior, podríamos obtener rentabilidad cuando nos despertamos temprano, estudiamos para un examen, nos preparamos para una reunión en la oficina, vemos los mercados para tomar decisiones en la preapertura de NY, revisando nuestros presupuestos, estando en buena condición física e incluso haciendo el amor con nuestra pareja, preparando y llevando a nuestros hijos a la escuela, ¿todas estas inversiones suponen o no un retorno?, ¿podríamos vivir en una condición mejor en el tiempo por venir al haber ejecutado dichas inversiones?, las respuestas por mi experiencia personal y profesional me dan un sí, sí, ¿y a ti?

Anthony Robbins, un súper gurú del bienestar y escritor de libros sobre finanzas de gran venta, dijo que “la gente dice no tener dinero para invertir, cuando en realidad no tienen dinero porque no invierten”. Concuerdo con él en ciento por ciento. Invertir genera retorno, en qué invertimos es lo que tenemos que aprender, para utilizar nuestros recursos limitados, incluyendo la energía para lograr retornos.

Otra idea clave para empezar a entender por qué supone la mayoría que no invierte cuando todos los días lo hace de manera inconsciente es, ¿cuál es el patrón o el ancla emocional que traemos de nuestra infancia?, ¿qué vimos, oímos, y vivimos en los primeros años de nuestras vidas? ¿El ambiente era de escasez o de abundancia, de méritos o de facilismo, de aspiración o de comodidad y qué conexión traemos desde nuestra infancia? Piensa y lo comentamos.

Habiendo vivido lo que vivimos cuando niños y luego jóvenes ¿cuáles aspiraciones logramos cosechar, a qué podríamos atribuir que pocos tuvimos un sueño de aspiraciones aun cuando veníamos del mismo origen clase media baja que la gran mayoría y por qué la mayoría se creyó que sus condiciones actuales determinaban su futuro? ¿Hace falta terminar la universidad, hablar un segundo idioma, casarse con la persona que conviene, para lograr libertad financiera, reconocimiento social y éxito profesional? ¿Qué opinas? Coméntamelo.

¿Cuáles son los elementos que sí determinan que una persona puede lograr sus objetivos y cuáles son aquellos que los pueden alejar de ellos?

Los conceptos básicos en materia de inversiones son necesarios para entender dinámicas claves para cuando se tenga la disponibilidad de recursos tomar decisiones con certeza. Algunos ejemplos serían conocer qué es la inflación, qué es el crecimiento económico per cápita de un país, qué afecta la cotización de la moneda país con respecto al dólar estadounidense, cuál es el tamaño de la deuda interna y externa de nuestro país, y entender si el endeudamiento es racional, tiene sentido económico a largo plazo, genera bienestar social y económico en el presente. ¿Qué te parecen estos conceptos, crees que estoy hablando en chino? Coméntamelo.

El 96% de los seres humanos no logran alcanzar sus sueños, según estudios estadísticos ¿cuál será la razón que impide a casi toda la población lograr lo que quiere?, vamos a abordar varios de esas hipótesis.

¿Tú crees que tengo las credenciales para apoyarte a dar luces sobre los temas que te he abordado en los párrafos anteriores?, ¿alguien que fue un lobo de Wall Street puede ayudarte en esos temas? Déjame resumirte brevemente mi vida que pronto vas a conocer en unos videos que están en producción, pero te anticipo lo siguientes puntos que fueron la base, pero no el tope de mi experiencia:

Provengo de una familia de clase media baja inmigrante, estudié en colegios públicos mi secundaria.

– Trabajé desde los 17 años.
– Estudié Contaduría Pública en la noche en la Universidad Central de Venezuela (universidad pública).
– Nunca ejercí la Contaduría Pública como contador, auditor ni consultor
– Aun cuando me defiendo muy bien, no hablo perfecto ninguno de los otros dos idiomas que me encantan (inglés y portugués).
– Me fui de mi casa a los 25 años, rumbeé, viajé, disfruté.
– Hice un postgrado en finanzas para obtener conocimientos, no por ascensos.
– Trabaje en cinco bancos en 7 años antes de independizarme, lo que horrorizaba a mi padre.
– No me casé por ningún tipo de conveniencia
– No hice negocios con el poder en Venezuela desde 1999.
– Decidí ser padre por elección solo.

Entre los logros, tuve éxito profesional, reconocimiento social y libertad financiera, y un buen día decidí que lo que me había traído hasta aquí ya no lo quería más, que ahora quería enseñar a la gente a invertir, a invertir en sí mismos para que puedan atraer a su vida toda la abundancia que quieran, a través del bienestar.

Quiero desde mis experiencias en todos los planos de mi vida, apoyarte a que empieces a invertir conscientemente en ti. Quiero enseñarte a que en la vida nada es lo que parece, que todo tiene su momento y que nada es para siempre que todo cambia. ¡Si estás dispuesto a invertir en ti, @yoinviertoenti!

@yoinviertoenti para que desarrolles ese talento único y esas fortalezas para que generes bienestar en ti primero y así puedas expansivamente hacerlo en los demás. Me encantaría que comentaras todo lo que quieras de este blog que en esta ocasión lo voy a publicar en las secciones de Vida y Mercados de mi página web. A partir de hoy, voy a generar más información de los párrafos que leíste primero al darte ejemplos de mi vida, para que puedas empezar a tener idea de que estoy preparando para ti en ese curso de INVERTIR para AHORRAR.

Si te parece de interés coméntame en la sección de Blogs de Mi inversión y Mercados en la página www.yoinvierto.org, y en todas las redes @yoinviertoenti, y por favor compártelo para apoyar a muchos otros en el proceso de invertir en sí mismos invirtiendo para alcanzar bienestar.

¡Gracias!

Santiago Fernández Castro
0

Mercados

TIEMPO DE LECTURA: 5 MIN.


En este artículo me gustaría introducir un concepto nuevo, que mencioné muy por encima en el artículo de este mismo Blog de Mercados en la pagina www.yoinvierto.org cuando hable de la inflación donde le llamé riesgo cambiario, que implica tener pérdidas al invertir en un activo en una moneda diferente a la moneda en la cual llevamos nuestra contabilidad.

La contabilidad a la que hago mención es a la que asociamos nuestro patrimonio. Por ejemplo, yoinvierto está orientado al mundo iberoamericano hispano y portugués con muchos países involucrados y casi el mismo número de monedas; entonces, algo para tomar en consideración es cuál moneda elegimos como ahorro de largo plazo. Si bien nuestra moneda local es una posibilidad,  no es necesariamente la que debemos elegir, dado que por la historia podemos conocer al menos como culturalmente nuestros gobiernos han manejado la economía de nuestros países, y como el poder de adquisición en el tiempo de nuestra moneda ha tenido significado, pues debemos considerar como se ha manejado la economía del país y si nuestra moneda ha mantenido su poder adquisitivo. Me explico, si nuestra moneda no ha logrado mantener su capacidad de compra en el tiempo, es una señal de que la economía y el gobierno de nuestros países no han sabido o querido manejarla con sensatez en pro de bienestar de la mayoría, ahí es cuando tenemos la responsabilidad de empezar a elegir a otra moneda como la base de nuestros ahorros y por ende de nuestro patrimonio.

Dicho esto, si elegimos nuestra moneda lo importante es introducir la inflación del país en la ecuación del retorno para determinar el retorno de la inversión al descontar tasa de interés del gasto de financiamiento si lo hubiese y descontar la tasa de interés del gasto de financiamiento si se utilizó un préstamo bancario para la inversión. Si por el contrario elegimos una moneda diferente a la nuestra, por ejemplo el dólar americano, entonces o bien invertimos en títulos valores en esa moneda y ese riesgo ya el riesgo de la inflación desaparece de nuestra ecuación y  solo tenemos que traducir cualquier retorno a la tasa de cambio del dólar americano con respecto a nuestra moneda y descontar la inflación de EEUU.

Si invertimos en un bono hasta el día de su vencimiento en pesos dominicanos que paga un 12% anual y la devaluación con respecto al dólar americano fue del 3%, entonces el retorno de la inversión en dólares americanos fue del 9% ese periodo. Esto es equivalente a haber cambiado esa cantidad de pesos dominicanos a dólares cuando lo invertimos y haber comprado un bono hasta el vencimiento en dólares americanos al 9% anual.

Para agregarle algo de más valor si el bono fue adquirido con un financiamiento del 8% en pesos dominicanos, entonces el retorno de la inversión es mayor al 9% anual en dólares americanos porque la diferencia entre la tasa de interés que recibimos por el bono (12%) y la tasa que pagamos por el préstamo para comprarlo (8%) es positiva y esta cantidad de dinero se suma y ha de generar un retorno mayor aun.

Veamos este ejemplo

Retorno en pesos dominicanos utilizando financiamiento

 

Valores (DOP)

Retorno

Compramos un Bono al 12%

10,000,000

 

Intereses del Bono

1,200,000

 

Banco financia al 8%

6,000,000

 

Intereses pagados

480,000

 

Inversión

4,000,000

 

Utilidad

720,000

 

Retorno inversión en DOP

 

18% anual

Devaluación del DOP respecto al USD

  

El retorno en USD

 

15% anual

DOP: Denominación oficial del peso dominicano USD:  Denominación oficial del  dólar de EEUU

 

Como podemos observar ahora en el ejemplo detallado, ocurrieron dos cosas que favorecieron el retorno de la inversión, el primero el financiamiento positivo que hablaba en el párrafo anterior,  que es menor que la tasa que recibimos del bono y segundo, que la devaluación fue muy baja y por ende el retorno en dólares americano es prácticamente igual que en pesos dominicanos. Al haber determinado que la moneda de ahorro a largo plazo sería el dólar americano es esa la tasa de retorno que hay que tomar en cuanta en nuestros análisis y decisiones.

Hoy tenemos un nuevo concepto para aprender a ser inversionista en los mercados, el de la moneda de ahorro de largo plazo que definirá nuestro patrimonio en términos monetarios.

Santiago Fernández Castro                               

 

 

 

0

Mercados

TIEMPO DE LECTURA: 4 MIN.



Hoy abordaremos el tema de las garantías, es una activo mobiliario, inmobiliario o titulo valor que alguien esta dispuesto a recibir de un deudor a cambio de prestarle dinero. Ese contrato que establece la relación incluye al activo recibido del deudor como una garantía que pretende dotar de una mayor seguridad al cumplimiento del pago de una deuda.

Para poder obtener financiamiento en la casi totalidad de los casos, se requiere tener u ofrecer garantías, es decir, un activo que le genere al prestamista la seguridad de que recibirá de vuelta el dinero más los intereses prestados al prestatario. La garantía representa un valor superior al monto que se espera recibir en el pago de la deuda, de tal forma que no pagar el préstamo representaría una pérdida.

Debemos entender que en nuestra vida en alguna ocasión podríamos tener una situación de liquidez por enfermedad o algún evento extraordinario y es importante contar con una inversión que nos permita o bien venderla rápidamente y allí el riesgo de liquidez entra en acción o que sea lo suficientemente atractivo para poder servir de garantía y solicitar un préstamo momentáneo, mientras resolvemos nuestra situación de liquidez.

El hecho de que los activos en los que invertimos tengan esa capacidad de servir de garantía para obtener financiamiento, es un nuevo elemento importante a considerar a la hora de invertir en activos bien sean financieros, inmobiliarios o mobiliarios, dado que representan una alternativa de liquidez diferente a la venta definitiva del activo que poseemos. Si no lo vendemos es porque estimamos que:

  1. Podemos resolver la situación momentánea de liquidez bien porque recibiremos dinero o porque tenemos otros activos que queremos vender pero nos toma un poco más de tiempo.
  2. Creemos que el activo a dar en garantía tiene un potencial de aumento de valor en el tiempo, que es mejor esperar para obtener más dinero por él.

Cualesquiera que sean estos casos, lo importante es la capacidad que tiene el activo de servir de garantía a terceros y el valor que éste le dé, y a partir de ahí siempre vendrá la negociación; me explico, el prestamista pretenderá recibir el activo por un valor menor o el porcentaje sobre el cual está dispuesto a dar en dinero el préstamo lo menor posible de su valor de mercado. Por ejemplo,  si vale 100 buscará la manera de prestar 70 o menos con el fin de tener un margen aun mayor, en caso de que hubiese un incumplimiento en las condiciones del contrato y decidir si se queda con el activo a un valor por debajo del mercado o si sale a liquidarlo; es decir, una venta rápida para obtener un valor lo más cercano a 100, lo que le generaría una ganancia extraordinaria.

Los países ahorran en fondos de ahorro especiales para situaciones especiales de contingencia del país y sus ciudadanos, a su vez, la mayoría de los bancos centrales del mundo administran los ahorros del país llamados reservas internacionales a través de las cuales gestionan el valor de la moneda del país con respecto al dólar americano y las tasas de interés en moneda local para combatir su inflación interna. Incluso, la llegan a utilizar como arma geopolítica al invertir en bonos de la deuda pública de un país para tener de éste favores o hacerse el ciego, sordo y muchas veces mudo, como el caso más evidente en quienes son los principales compradores de la deuda pública de los EEUU: China, los reinos árabes y otros gobiernos.  

Invertir para tener dinero implica tener un tipo de inversiones en activos que te permitan, en un momento dado, tener otra opción de tener dinero para el evento que puede ser por una situación difícil o puede ser por una nueva inversión que requiere de ese dinero y que aspira generar un retorno interesante en el tiempo.

 

Santiago Fernández Castro

0

Mercados

TIEMPO DE LECTURA: 4 MIN. 



Invertimos en todo en nuestras vidas, pero en este artículo hablaremos de las inversiones financieras, la cuales llevan expectativas de retorno que deben prever un nivel de riesgo que pueda generar una pérdida financiera. Si tenemos eso presente es muy importante tener en consideración estos dos elementos primarios: retorno y riego en la evaluación de cualquier inversión financiera, además de los propios riesgos asociados a cada tipo de activo. 


Inversión supone postergar un consumo, es decir, utilizar los recursos para no gastarlos en activos que no generen retorno. La inversión también puede tener un apalancamiento o financiamiento que permita adquirir el activo a invertir y es importante determinar si el costo de ese financiamiento es fijo o variable, para que el cálculo del retorno sea más preciso. 


En anteriores artículos ejemplos de cómo invertir en diferentes activos que van desde lo que consideramos como lo menos riesgoso que es la vivienda hasta un bono emitido por un Estado soberano o una empresa al cual muy pocos han tenido acceso, por desconocimiento. En todo caso lo he hecho comparándolos con los mismos conceptos y precisamente de riesgo, porque es un riesgo invertir.  Ahora vamos a abordar desde otro ángulo esos conceptos que ya hemos trabajado antes: inversión, retorno y riesgo, por la importancia que tiene considerar el riesgo en el momento de una inversión. 


Toda inversión supone un nivel de riesgo. Esta frase me la escucharán o verán escribir siempre porque no hay una inversión de cualquier naturaleza que hagamos en nuestra vida con el objetivo de lograr un retorno, que no tenga un riesgo asociado. 

Antes de entrar en materia repasemos algunos conceptos, de manera genérica: 


Inversión, lleva consigo la idea de utilizar recursos con el objeto de alcanzar algún beneficio, bien sea en lo económico, político, social, satisfacción personal, entre otros 


Retorno de la inversión, hacer referencia a la remuneración que compensa a cada factor de la producción, el beneficio de la actividad 


Riesgo es la posibilidad de que una acción o actividad resulte en una pérdida 


Al revisar los artículos anteriores comente sobre los riesgos asociados en cada caso haciendo su homologación para que entendieran que cada inversión están sometidos a los mismos riesgos.  


Dependiendo del retorno esperado en cada inversión entonces tenemos riesgos, y aun cuando la vivienda haya sido comprada como vivienda principal los asumimos, solo que no lo tenemos en nuestra ecuación de retorno esperado porque no pensamos en venderla o por lo menos obtener de ella una ganancia, si fuese asi entonces si hay que tener presente los riesgos y pensar en que retorno esperamos de esa inversión, porque entran en juego los intereses de la hipoteca, es decir, la tasa de interés que el banco nos va a cobrar, etc.  


Si la inversión fuese en un bono, del cual esperamos un retorno al utilizar financiamiento tenemos que tener presente el costo de financiamiento, la inflación esperada del país y el tipo de cambio de la moneda en que ahorramos, si esta fuese distinta a la moneda de nuestro país o donde generamos los ingresos, de esto les hablare en un próximo articulo de la moneda de ahorro. 


Vamos juntos entonces  a  trabajar en esa decisión, la decisión de ahorrar para invertir financieramente a partir de estos conceptos básicos de inversión, riesgo y retorno.  Así podrás estar orientando tu energía en alcanzar abundancia en tu vida, cualquiera que sea ese concepto de abundancia que te haga sentir bien. 

 

Santiago Fernández Castro 

0

Mercados

TIEMPO DE LECTURA: 5 MIN.



Invertir para tener dinero. Parte III

La mayoría de las personas al leer las primeras dos partes de este artículo podrían dependiendo del país donde vivan o hayan crecido, estar confundidos porque hay un elemento en la ecuación de los riesgos comparados en el primer artículo de la compra de la vivienda principal y en el segundo artículo el de invertir en bonos, que no incluí que es el elemento inflación.


La inflación puede considerarse un impuesto muy democrático porque nos afecta a todos por igual sin distingo de ningún tipo en el país donde vivamos, tal como les hablaba en mi podcasts de Café Bursátil No. 18 cuando hable del proceso de hiperinflación esperada para los venezolanos del 2400%. Es un indicador que mide cuanto ha subido el precio de una canasta de artículos considerados en cada país como de primera necesidad, en un periodo de tiempo determinado.


Esta medida nos habla de nuestra capacidad de compra o del poder adquisitivo que como personas tenemos hoy con respecto al periodo anterior, es decir, que si nuestros ingresos no suben en la misma medida que la inflación estamos perdiendo capacidad de compra de los mismos artículos que se miden en esa canasta, sin tomar en consideración que los precios de muchos artículos suben por encima de ese porcentaje por lo general calculado e informado por oficinas gubernamentales, que dependiendo de la seriedad, independencia y transparencia de dicha oficina, gobierno y país entonces podemos dar como ciertos o bastante cercanos a la realidad.

Volviendo entonces a los dos artículos anteriores, en países con inflación el retorno de una inversión en la moneda local de ese país, se obtiene a partir del descuenta de esa tasa de inflación por lo que cualquier inversión siempre supone un nivel de riesgo uno de ellos es la inflación, y otro la devaluación de la moneda local versus el dólar americano que analizaremos en otro articulo.


Si uno compra una vivienda y pretende hablar de que vale más de lo que nos costó, tenemos que meter en la ecuación el nivel de inflación acumulada desde que la adquirimos para restárselo al valor de venta y así, poder tener un nivel de rentabilidad certero de dicha inversión, entonces la inflación entra en el combo de los riesgos asociados para el cálculo de la rentabilidad de dicha inversión, porque si pretendemos comprar una vivienda nueva el precio de venta tendrá ese valor implícito que el constructor si ha calculado para su retorno.


En el caso de los bonos sucede lo mismo, una vez vendido el bono que en su momento se compró y queremos calcular el retorno de la inversión obtenido por dicha inversión, tenemos que restarle la inflación acumulada de dicho periodo.


Voy a tratar de ilustrarlos con un ejemplo, si compramos una vivienda o un bono no importa el activo, en el 2016 por $ 100.000 considerando todos los riesgos asociados vistos en los artículos anteriores y lo vendemos justo un año después en el 2017 por un monto de $ 110.000, en cualquier caso supone un retorno bruto del 10% sobre la inversión original, a ese número hay que restarle la inflación del periodo 2016-2017. Supongamos que la inflación en su moneda fue de un 6%, eso implica que el valor de reposición de ese mismo activo debería ser 106,000$ (100,000 por el 6%) y al haberlo vendido en 110,000$ obtuvimos un retorno neto (descontando la inflación) de 4,000$ es decir 4%.


Cuando nos dicen que el crecimiento del producto interno bruto de nuestro país fue de un porcentaje determinado,  debemos asegurarnos que a dicho porcentaje se le ha descontado la inflación, de lo contrario es una cifra que no muestra el valor constante de ese crecimiento de bienes y servicios generados por el país durante ese periodo de tiempo, tal como lo hemos mencionado en el artículo sobre PIB publicado en este blog de Mercados y que converse en el podcast de Café Bursátil No. 11


En países con inflación alta tomar la decisión de endeudarse para adquirir bienes es la mejor fórmula para protegerse de ella y adquirir con dinero de otros los bienes que en el futuro van a costarnos más dinero en el futuro.


Querido inversionista entender el concepto de la inflación es clave para hacer dinero, para rentabilizar nuestras inversiones financieras, así que tómalo siempre en consideración y en consecuencia decide en que invertir y cómo hacerlo. Aquí estaremos para darte la información que te genere valor en la toma de tus decisiones.


Gracias,


Santiago Fernández Castro

0

Mercados

TIEMPO DE LECTURA: 5 MIN.



Invertir para tener dinero. Parte II

La gente no tiene dinero porque no invierte. Recordando parte de la frase del Sr. Robbins del artículo anterior que escribí sobre las inversiones menos riesgosas que nos han dicho desde pequeños. En este pretendo discutir los riesgos de los bonos de la misma forma que lo hicimos con la inversión en una vivienda principal.

Un bono es una deuda de un Estado soberano o una empresa privada o pública que,  para ser ofertado públicamente, requiere de una autorización de la superintendencia del mercado de valores de dicho país y es negociado en un mercado organizado llamado bolsa o fuera de bolsa llamado OTC por sus siglas en inglés (over the counter). Este bono puede ser con tasa de interés fija o variable (cupón) en el periodo de tiempo o plazo del bono, tiene una periodicidad de pago establecida (mensual, trimestral, etc.), se puede vender y comprar a precios por encima (prima) o por debajo (descuento) del 100%, y el día de su vencimiento el emisor (quien debe el dinero) pagará el 100% de precio por la deuda. El rendimiento real  que recibe el inversionista anualmente depende del precio al cual compro el bono y lo explicare en detalle en otro articulo


Expuesta la teoría referente a los bonos, como diría el Sr. Tonny nuestro barista en Café Bursátil de la sección de podcasts  entonces los riesgos asociados a un bono son el riesgo del emisor que te pague los intereses y el capital invertido en los periodos acordados; el riesgo de las tasas de interés que se ven directamente en el precio del bono, si las tasas de interés van subiendo el precio del bono va bajando (es inversamente proporcional); el riesgo de precio que baje del nivel de la compra determinado por condiciones de la economía o la política de un país, sector económico, competencia y mercados, etc. y por último, el riesgo de liquidez que depende si cotiza en un mercado organizado y además tiene un programa de creadores de mercado, que permita siempre la existencia de un precio de compra disponible para poder vender. Recordemos que este riesgo tiene que ver con pérdidas de dinero, que es el riesgo de precio mencionado anteriormente. Lo que síes importante es que si existe la condición anterior de liquidez, los bonos se pueden vender en teoría en cualquier momento; es decir, que sin importar el plazo del bono el inversionista siempre tiene la oportunidad de vender el bono cuando lo desee y recibir los intereses hasta el día que tenga el bono en su cuenta.


Si comparamos uno a uno cada riesgo de los bonos mencionados en este artículo con los riesgos de invertir en una vivienda principal, presentados en el artículo anterior, el riesgo de emisor existe en ambos, el de que el precio baje por la sobre oferta o factores externos también en ambos, el de tasa de interés depende si estas financiando también en ambos y el de liquidez también en ambos con una pequeña gran diferencia, dependiendo del tipo de bono (emisor, plazo, mercado donde cotiza, etc el riesgo de liquidez es mucho menor en el bono que en la vivienda principal, por eso existen algunos inversionistas que prefieren vivir alquilados y ese dinero lo tienen invertido en bonos con cuyos rendimientos pagan el alquiler.


Como podemos ver toda inversión tiene un nivel de riesgo y aquello que nos enseñaron o que no nos enseñaron tienen una versión distinta para ser analizada a la hora de tomar decisiones de inversión financiera en cada caso particular. El interés de este blog Mercados de yoinvierto es que tengas las herramientas para que tú decidas que riesgo prefieres tomar.

 

Así que invertir para tener dinero,

Gracias,

Santiago Fernández Castro

0

Mercados
TIEMPO DE LECTURA: 5 MIN.

Invertir para tener dinero. Parte I   
                                 

La gente dice que no invierte porque no tiene dinero, cuando en realidad no tiene dinero porque no invierte”.

Tony Robbins.

 

El Sr. Robbins es un empresario exitoso, escritor de best sellers  y filántropo pues dedica los ingresos de las ventas de sus libros a una fundación que ha creado.  Es considerado el mejor estratega de negocios y calidad de vida de los EEUU con más de tres millones de seguidores.

Hablando de invertir, podemos invertir en muchos activos, bienes raíces, bonos, acciones, fondos mutuos, oro, monedas y ahora, en criptomonedas. En este primer artículo les quiero comentar de los riesgos asociados a las modalidades de inversión más tradicionales en el mundo hispano o latino.

Desde pequeños en la cultura hispana nos enseñaron a ahorrar regalándonos una alcancía o un cochinito para engordarlo y cuando lo necesitáramos para invertir o generalmente gastar lo rompiéramos, para luego pasar a las cuentas de ahorro pero nunca nos hablaron de los riesgos asociados a esa forma de ahorrar.

Desde pequeños nos dijeron también que lo primero que teníamos que pensar era en tener una casa propia y más allá de las condiciones relativas a cada país donde factores como la inflación, las tasas de interés, los salarios relativos, el acceso al crédito bancario y la construcción de viviendas para todos los niveles hacían posible tener esa oportunidad de comprar ese activo; lo que quiero analizar con ustedes es lo relativo al riesgo que asumimos en dicha inversión.

Ahorrar implica un préstamo a una entidad financiera llamada banco, cooperativa de ahorro, sociedad financiera, caja de ahorro, etc., a cambio de recibir una tasa de interés calculada anualmente llamada intereses, cuya forma de pago es establecida anticipadamente. ¿Cuál es el riesgo que se asume al prestarle a una entidad financiera?, pues la misma que prestarle a otra persona, que te lo devuelvan. En algunos países existen seguros oficiales para protegen los ahorros, en EEUU es hasta por $ 100,000 por cliente por entidad financiera, en otros países como Panamá,  no existen esos seguros. Hoy se suma la Lista Clinton del Departamento del Tesoro de los EEUU que puede señalar a un determinado banquero, director de banco, incluso a un banco, por estar envuelto en lavado de dinero, razón por la cual se le congelan las cuentas en USA. Posteriormente a esta acción el país, ante la eminente situación de liquidez por retiros masivos que esa noticia va a originar al día siguiente en sus clientes, lo interviene a puertas cerradas, tal como ha ocurrido recientemente en Andorra, Honduras y Panamá. ¿Cómo podemos manejar ese riesgo?, revisando en principio la tasa de interés que pagan por ahorros da un indicio del riesgo que estamos asumiendo al prestarle, a mayor tasa de interés mayor riesgo a asumir, los bancos por lo general tienen calificaciones de riesgo que realizan empresas llamadas calificadoras de riesgo que te dicen si son grado de inversión o no.

Comprar una vivienda principal implica varios riesgos, el primero es que si es nueva el constructor nos responda por los detalles que salen una vez habitamos nuestra casa, en el tiempo y en la calidad que requerimos sin que ello suponga el uso de abogados para sumar costos; el segundo riesgo es el de tasa de interés para aquellos que la comprar a crédito que suban más allá de nuestros ingresos,; el tercero es el riesgo de precio que por la situación país o sobreoferta hayamos comprado a un precio mayor al que pueda ser el valor en el tiempo, y por último, el riesgo de liquidez que si necesitáramos venderla por las razones que fueran y aun bajando el precio del cual suponíamos valía no consigamos un comprador.

Por lo general nuestros padres, nuestros colegios y nuestros estudios formales no nos dijeron de esos riesgos en las dos modalidades de inversión más básicas que conocemos, por el contrario siempre hemos oído que invertir en la bolsa, en acciones, en bonos y en otros títulos son altamente riesgosos y sí, es cierto tienen riesgo, porque como siempre les he dicho toda inversión supone un nivel de riesgo, hasta enamorarnos y tener hijos suponen un nivel de riesgo como no lo tendrá comprar un bono o una acción, de esto les escribiré en la continuación de este artículo.

Así que a invertir para tener dinero.

Gracias,

Santiago Fernández Castro.

 

0

Mercados

TIEMPO DE LECTURA: 7 MIN.



PIB Y EL ESPEJISMO DE PAISES RICOS

El producto interno bruto conocido por sus siglas como PIB, es una medida material que indica el crecimiento del valor de las unidades de productos y servicios que se generaron en un país para un periodo determinado con respecto al periodo anterior (medición de tiempo), para indicar el cómo ha crecido o no una economía y es utilizada por los gobiernos para saber si sus políticas económicas están dando o no resultados tangibles; a su vez, es utilizada por las agencias calificadoras de riesgo para evaluar la capacidad de pago de los Estados en sus obligaciones (conocida como deuda externa) futuras.

Lo cierto es que este número estadístico es meramente de contenido material, porque en nada refleja el estado de bienestar de sus habitantes, es por ello que puede resultar hasta incomodo cuando se repite el número per cápita (por habitante) para mencionar entre otras cosas cuan rico es un país con respecto a otro.

En semanas recientes un informe de la firma Latinvest como todos los años analizaba, basado en las cifras del Fondo Monetario Internacional, quienes eran los diez países más ricos de América Latina y sus proyecciones para el 2020 y ampliaba su estudio señalando quienes y porque han bajado de posición.

Por primera vez en tantos años me interesé en el ruido que me generaron dos países específicamente, cuando empezaba a oír analistas hablando de los ricos  o menos ricos de esos países y sus habitantes que cada día estarían mejor o peor. El primero de los casos fue el de Venezuela porque hacían mención a un país que en los 70 y 80 fue el más rico de la región y uno de los más ricos del mundo, que en sus proyecciones se perfilaba ya en la posición 15, pero aun mostrando unos $14,000 por habitante.  Allí me vino esa primera perturbación, imagínense a alguien a quien le cuesta conseguir comida y le es imposible comprar una pastilla para el dolor de cabeza porque le aumenta la migraña cuando ve el precio que tiene que pagar, que le digan que aun el país produce esa cantidad de dólares por habitante. Este caso da para otro artículo que lo haré a continuación al compararlo con Noruega que en los años 60 tenían el mismo PIB y con el que se fundó la OPEP en los años 70. Venezuela un país que fue rico pero sus habitantes nunca lo fueron, una clase media que se desapareció rápidamente y que tuvieron la fantasía de serlo en varias épocas, inclusive en la era chavista porque podíamos viajar al exterior una vez al año y comprar artículos de valor. Hoy en día no somos un país de gente pobre sino muy pobre, con un administrador aun rico.

El segundo país Panamá, pues llevo casi ochos años viviendo en este país y ya es mi segunda patria y oír hablar del milagro panameño y cuan mejorada está la situación de los panameños quienes para el 2020 serán parte de los $24,000 por habitante del PIB es un poco surrealista. Lo digo porque si bien el país ha tenido un desempeño espectacular en esta última década y media, el promedio del salario anual del 75% de la población económicamente activa no llega a $8,500 año y con un nivel de endeudamiento superior a esa cifra, lo cual entonces luce en principio que el país rico de los ciudadanos no ricos, o más bien endeudados, es decir un país rico con un administrador rico.

Hago estas dos ejemplos para darle a ustedes la información de porque muchas veces se sienten frustrados al oír estas cifras, sobre todo cuando las exacerban diciendo cuan mejor están las condiciones de los ciudadanos. Como un país rico no puede tener entonces un sistema de educación de país no rico sino de clase media, o un sistema de salud, o un sistema de transporte público, etc., (Este párrafo no está bien estructurado, por lo que entendí sugiero la siguiente redacción: ¿Cómo un país rico no puede tener entonces un sistema de educación de país rico o al menos de clase media, o un buen sistema de salud o de transporte público, entre otros servicios?) ¿Por qué mientras somos un país rico no hacemos lo que hizo Noruega por ejemplo, que hoy no es solo un país rico por su PIB per cápita sino porque sus habitantes son propietarios de un fondo de ahorro donde cada uno tiene $200,000, para garantizarle que en el caso que fallara cualquiera de sus sistemas administrados por el Estado a través de su presupuesto, existe una alcancía que les garantizaría su estado de bienestar?.

Los ciudadanos de hoy cada día exigen que se les hable con la verdad, si no se hace podrán ser engañados por un tiempo, ese tiempo puede ser relativamente largo pero llega el momento cuando finalmente entienden que sus administradores les dijeron que eran ricos y realmente era pura apariencia.

El mejor ejemplo de un país rico son los EEUU que es el país que genera el mayor PIB no por habitante pero sin embargo es uno de los más altos,  a la vez cada día hay más pobres, razón por la cual el discurso populista del presidente Trump permeó y logró su objetivo, una sociedad que cada día debe más en tarjetas de crédito y de eso también les hablaré en el próximo articulo al compararlo de nuevo con Noruega.

Panamá tiene una enorme oportunidad de generar una clase media, para ello tiene que enfocar sus grandes momentos de bonanza en cómo ahorrar y cómo hacer que sus ciudadanos en vez de endeudarse se enriquezcan, la mejor manera es hacerlos participes (propietarios) de las empresas donde el Estado tiene participación, si quiere dar subsidios o dinero dele o véndale acciones a precios bajos, que no puedan venderlas por un buen tiempo que reciban los dividendos y que los excedentes del Canal (el petróleo de Noruega) se vaya al Fondo de Ahorro de Panamá, y en dos décadas si serán ciudadanos ricos de un país rico.

Venezuela le llega su oportunidad de refundarse y en dos décadas ser una potencia de clase mundial, pero con ciudadanos ricos y no administradores ricos.

Nada es lo que parece, lo importante es como sociedad irnos preparando para estar mejor informados, poder ejercer poder cuando lo tenemos y aprovechar las oportunidades cuando se aparecen, para ello hay que estar preparados. Aprenda a ser inversionista en su podcasts de Café Bursátil tenemos mucha información de cómo ir viendo estos temas de manera más natural.

Santiago Fernández Castro.

0

Mercados

TIEMPO DE LECTURA: 4 MIN.


PEQUEÑOS INVERSIONISTAS HOY

Un amigo me escribía desde Europa comentándome acerca de nuestra conversación del proyecto de yoinvierto y su enfoque dirigido a empoderar a las personas a hacerse inversionistas y que pueden aspirar a más. Sobre el tema me escribía ¨la comunicación y la educación interactiva hoy son herramientas muy fuertes en el sector para inversionistas pequeños que se quieren iniciar en las inversiones en los mercados de capitales, tu idea de crear yoinvierto es muy buena y tengo la certeza que vas a tener exito¨.

El mercado de capitales se mueve deprisa en dos segmentos: el primero las FinTech que están ganando cuota de mercado versus la banca tradicional, el segundo es que después de la crisis financiera de 2008 y como resultado de la llegada de los millennials queasistirán a sus padres que perdieron mucho en sus inversiones en la crisis, cambiarán de actitud en relación a sus inversiones.

 

Los millennials, esta nueva generación que está mejor preparada que nosotros, no están viendo a la banca tradicional para servicio de corretaje o de asesoría, prefieren comprar acciones de un fondo ETF, un mutuo y muchas veces diversifican por distintas clases de activos, geografía y riesgos. Son más independientes pues utilizan con mucha facilidad las nuevas tecnologías, sobre todo canales de comunicación, al mismo tiempo el crecimiento de fondos cerrados (ETF) con beta en los mercados y con políticas de inversión muy transparentes hace que el mercado de minoristas invierta en ese segmento, con distintas ventajas como son: bajas comisiones, acceso fácil en la compra y venta en bolsa, diversificación en diferentes sectores, regiones y productos por clase de ETF, para las FinTech. Esto les permite vender productos menos sofisticados sin necesidad de recorrer a la asesoría de portafolio y darle tamaño al negocio; los modelos de algoritmos y cuantitativos, ayudarán mucho a la industria por forma a tener modelos de inversión beta (medida de riesgo) y reducir la volatilidad en sus productos.

La clave para los países iberoamericanos es entender estas tendencias y la limitación en principio, son las barreras de entrada que tienen las personas jóvenes sin experiencia crediticia o grandes ahorros para acceder a cuentas de inversión, bien en su banco donde ya poseen cuenta de ahorro o corriente o en una casa de bolsa independiente. Ellos quieren servicios y servicios rápidos como registrarse en Amazon y comprar de inmediato a colocar su cuenta en su base de datos. Ya muchas casas de valores americanas como Charles Swaab adoptan esa forma de venta para captar inversionistas, es como un supermercado con un simple cuestionario que se hace al potencial inversionista y después se le presenta una canasta de diferentes ETF, acciones o bonos, cobran comisiones por transacción y mensualidades. Lo bueno es que el inversionista puede comprar con montos bajos, tiene control de su cuenta y cuando quiere vende y compra.


Si queremos un mercado de capitales inclusivo tenemos que romper con las barreras de entrada, que ya como muchas cosas son absolutamente innecesarias y fácilmente manejables con la información que hoy en día se tiene en las enormes bases de datos; sino lo hacen los canales regulares con seguridad lo harán las grandes firmas como Amazon, Facebook, Twitter, Google o Apple en generar con sus grandes bases licencias de banca y casas de valores, al igual que lo están haciendo a nivel de medios de información en línea


Para cualquier apoyo en términos aquí presentados vayan a la sección de glosario: https://www.yoinvierto.org/glosario-yoinvierto/


Gracias Eduardo por tu mensaje y deseo.

SANTIAGO FERNÁNDEZ CASTRO.

0

PREVIOUS POSTSPage 1 of 3NO NEW POSTS