Vida

2018, los deseos #yoinvierto

Hola a todos y excelente comienzo del 2018, un año que les deseo lleno de luz y bienestar. Aquí los deseo para el 2018 de #yoinvierto

 

Ver un mayor despertar del mundo más consciente. Mi mayor deseo es por un mundo más humano, más esencia en el despertar del estado de inconsciencia que vivimos y empezar a ver la vida de manera más simple, estando presentes. Trabajemos en la gran resolución de vivir presentes.

Democratizar el bienestar haciendo de la práctica de la terapia algo accesible. #yoinvierto quiere democratizar el bienestar, es el gran reto por delante al proveer herramientas accesibles a todos aquellos que estén disponibles y les permita según su interés, sentirse cada vez más llenos. Una paz que les permita atraer todo lo que desean en abundancia.

Descubrir cuál es el órgano más inteligente, aquel que de manera conjunta nos responde y envía todas las señales posibles. Oigamos a nuestro cuerpo y  preguntémosle siempre a nuestro corazón. Todas las respuestas a nuestras preguntas las tenemos nosotros. Aprender a escuchar las guías de nuestro cuerpo nos da y nos facilita las decisiones, cuando tengamos situaciones que requieran de una importante decisión no la trates de resolver desde la mente, preguntarle a tu órgano más inteligente. Tu corazón.

Proveer de herramientas útiles para entender la inversión como algo cotidiano Invertimos todos los días.  Cada vez al despertarnos, al cepillarnos, al enseñar, al discutir, hasta haciendo sexo invertimos energía, invertimos dinero todos los días, estamos siempre invirtiendo. Si entendemos que cada vez que dices #yoinvierto en esto o en aquello lo haces de manera consciente, esa inversión tendrá su retorno, mucho más de lo que esperas.

Elegir siempre es nuestra decisión. Todo lo que nos sucede es producto de nuestras elecciones. Elegir conscientemente es lo acertado. Sí, siempre lo es; lo difícil es elegir que queremos elegir. Crear un futuro desde el presente se basa en las elecciones de hoy. Si entendemos que estas pequeñas grandes elecciones son las que terminarán la realidad del futuro y, por ende, si lo deseamos de una manera, tenemos que elegir hoy como ha de ser.

Trabajar en la certeza desde la intención. Todo es ya una realidad como la planteamos. Toda intención es un campo germinado que requiere de nosotros de la atención debida, solo la necesaria, al estar conectados desde la certeza de que la intención sembrada es una realidad ya, las preocupaciones (ansiedad) desaparecen y la energía queda disponible para usarla en trabajar el presente la intención. Así funciona todo desde la certeza, no hay duda. 

Concentrarnos en trabajar en lo que queremos construir. Todo lo demás se acomoda. Todo. El universo (Dios) nos concede todo lo que le pidamos. Todo se alinea de manera especial cuando estamos conectados con nuestro ser; por ende, trabajemos en las prioridades de hoy para construir ese mañana, alejemos las preocupaciones y tomemos decisiones para aligerar la carga, porque todo absolutamente todo se acomoda.

Amar incondicionalmente parte de la premisa del #yoinvierto al enamorarme de mí.  Amar incondicionalmente ha sido sin lugar a dudas la elección más importante del 2017, elegir amar sin condiciones a mí mismo me permitió elegir amar a alguien, elegir amar a mis hijos, elegir amar al proyecto de #yoinvierto desde la perspectiva de la no expectativa por el resultado. Elegir AMAR es simplemente AMAR y quien siembra amor recoge amor. 

Sentir como empezamos a hacer de la práctica del agradecimiento algo tan rutinario como el ver un teléfono celular para saber quién nos escribió. Cuando hacemos del agradecimiento una rutina diaria de nuestras vidas, al igual que hacemos con muchas otras cosas de nuestro diario vivir, comenzaremos a experimentar una sensación interior de llenado de ese espacio vacío que muchas veces nos hacía reflexionar. La poderosa sensación de paz interior nos da la energía necesaria para crear, amar y disfrutar con alegría de todo lo que la vida nos tiene para dar.

Si somos padres nuestra mayor responsabilidad es criar a nuestros hijos con el espíritu de la independencia, de su enorme capacidad de lograr todo desde el conocimiento de su imperfección y su libre albedrío para tomar siempre decisiones desde su corazón. La responsabilidad que tenemos al criar el futuro de la humanidad, es hacernos responsables hoy con esas personas que sean independientes y responsables de sus actos desde la menor edad posible, haciéndoles ver que sus decisiones siempre tendrán consecuencias y que siempre estaremos para amarles incondicionalmente, haciéndoles ver que siendo perfectos ante los ojos de Dios, no tienen que ser perfectos en lo que los demás quieren sino en lo que ellos sienten que tienen que aportar a la humanidad.

Generar consciencia: el pensamiento positivo atrae las cosas que verdaderamente queremos. Nuestros pensamientos son nuestros mayores opresores, a ellos sí tenemos que ponerles límites, a ellos sí tenemos que observarlos y desde esa posición simplemente entender que la mayoría de ellos no son verdad, que la verdad es la que nosotros podemos sentir dentro. Cambiar la rutina del pensamiento a darle siempre un sentido positivo cambiará por siempre nuestra dependencia al pensamiento limitante del ego.

Invertir en otros siempre es la mejor práctica de seguir invirtiendo en ti mismo. La mejor inversión en nosotros mismos es a través de invertir en otros. Cuando lo hacemos generamos una sensación de bienestar que proviene de la energía positiva que recibimos de quienes agradecidos nos devuelven sus buenas intenciones, con ello generamos alrededor nuestro, un aura de alta vibración que nos acompaña y nos materializa todos los deseos. Así que invertir en otros es nuestra mejor inversión porque estamos invirtiendo en nosotros mismos.

GRACIAS, TE AMO, LO SIENTO, PERDONAME.

Santiago